Donald Trump y tres de sus hijos fueron demandados en Nueva York por evasión de impuestos – La Tuerca

Donald Trump y tres de sus hijos fueron demandados en Nueva York por evasión de impuestos – La Tuerca

Donald Trump y tres de sus hijos fueron demandados en Nueva York por evasión de impuestos – La Tuerca

La fiscal general de Nueva York, Letitia James denunció al clan Trump por «inflar falsamente el patrimonio neto de sus activos en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema».

La fiscal general del estado de Nueva York presentó una demanda civil contra el expresidentre Donald Trump y tres de sus hijos por delitos fiscales supuestamente cometidos en su empresa y alegó que el magnate republicano aumentó su patrimonio neto en miles de millones de dólares.

La demanda interpuesta por la funcionaria Letitia James, ante un tribunal estatal de Nueva York, es la culminación de una investigación civil de tres años sobre Trump y la Organización Trump, a la que calificó como “el arte del robo”.

Los tres hijos mayores del exmandatario, Donald Jr., Ivanka y Eric Trump, también fueron acusados, junto con dos ejecutivos de la compañía desde hace mucho tiempo, Allen Weisselberg y Jeffrey McConney.

James dijo que busca 250 millones de dólares en reparaciones en nombre del estado de Nueva York, así como la prohibición de todos ellos de dirigir empresas

El expresidente, de 76 años, también está siendo investigado por su papel en el ataque al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, así como por sus intentos de anular las elecciones presidenciales de 2020 y su manejo de documentos clasificados, lo que llevó recientemente al FBI a allanar su residencia en Mar-a-Lago, Florida.

Tump, que evalúa volver a postularse en 2024, aún no fue procesado penalmente en ninguno de estos casos.

La demanda de la fiscalía «demuestra que Donald Trump infló falsamente el patrimonio neto (de sus activos) en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema, así como a todos nosotros», sostuvo James.

Según ella, el valor de los activos fue «manipulado repetida y persistentemente» para «animar a los bancos a prestar dinero a la Organización Trump en términos más favorables, pagar menos impuestos», o incluso «para inducir a las compañías de seguros a brindar cobertura de seguros para límites más altos y a primas más bajas».

«En resumen, mintió para obtener enormes beneficios financieros», señaló, según la agencia de noticias Europa Press.

Tras conocerse la demanda, Trump denunció en su red social Truth Social, «una nueva caza de brujas» y acusó a James de persecución política.

«Letitia James es la fiscal más corrupta de la historia de Estados Unidos», dijo su hijo Eric Trump, procesado como vicepresidente ejecutivo de la Organización Trump.

El equipo de James enumeró las acusaciones en una demanda de 222 páginas, que también apunta al exdirector financiero de la Organización Trump Allen Weisselberg y a su controlador financiero, Jeffrey McConney.

Weisselberg ya se declaró culpable ante el fiscal de distrito de Manhattan de 15 cargos de fraude y evasión de impuestos que involucraron 1.760 millones de dólares en ingresos no declarados entre 2005 y 2021.

La Organización Trump será juzgada por estos hechos en un proceso que comenzará el 24 de octubre.

James dijo que su oficina, que carece de autoridad para presentar cargos penales, envió el expediente al sistema de justicia penal, así como a la autoridad impositiva estadounidense (IRS).

«El crimen financiero de cuello blanco no es un crimen sin víctimas», dijo la fiscal.

«Cuando las personas con conexiones infringen la ley para recibir más dinero del que tienen derecho se reducen los recursos disponibles para los trabajadores, la gente común, las pequeñas empresas y todos los contribuyentes», agregó.

La demanda de James pide la «prohibición» para Donald Trump o la Organización Trump «de participar en cualquier adquisición de bienes raíces comerciales en el estado de Nueva York o solicitar préstamos de cualquier institución financiera», indicó.

Las autoridades de Nueva York investigan a Trump y su negocio familiar desde 2018, cuando el fiscal de distrito de Manhattan abrió una pesquisa sobre el entonces presidente.

La investigación civil de James comenzó el año siguiente, después de que un exabogado de Trump, Michael Cohen, diera testimonio que indicaba que la empresa había incurrido en prácticas indebidas.

«El señor Trump pensó que podía salirse con la suya con el arte del robo, pero hoy esa conducta termina», dijo James en alusión al libro de Trump «El arte de negociar».

La demanda de James se produce en medio de un torbellino de desafíos legales sin precedentes para un expresidente, incluida una investigación del FBI sobre el manejo de registros clasificados por parte de Trump y consultas sobre sus esfuerzos para anular las elecciones de 2020.

Please follow and like us: